Tetereta

ENVIO 24h +39€ es GRATIS  *

Un té con Madres muy Tetereta

Encaríñate Mamá

5/5 - (2 votos)

Mamá, encaríñate también contigo misma. Es vital encontrar tiempo para ti, lugares de tranquilidad y desconexión, momentos en los que hacer lo que más te apetezca. La maternidad es para toda la vida, desde que tienes al bebé en tu vientre y hasta la soledad de cuando los polluelos abandonan el nido. Ese momento que dejas para “luego” es importante que le pongas fecha y hora. Ya que la maternidad no tiene fin.

Con el día Mundial de la Salud a la vuelta de la esquina, desde Tetereta queremos poner nuestro granito de arena con diferentes ideas para crear una rutina tetera que te ayudará a encariñarte.

Diferentes maternidades

Soy la mediana entre un hermano mayor y una hermana pequeña. Una infancia repleta del amor incondicional de toda la familia y de muchos momentos vividos. Ahora que soy madre, en muchas ocasiones vuelvo a esos primeros años, en busca de recuerdos de una madre agotada, con sueño y que ante una rabieta se subía por las paredes.

Y me pregunto que marca la diferencia entre mi madre y yo, y llego a la conclusión de que mi madre era muy buena actriz. Priorizando todo a ella misma. Las mamás del presente tenemos un nuevo papel, visibilizar una maternidad real con la que otras madres se sientan identificadas.

Tener salud no sólo es la ausencia de enfermedades, sino un estado completo de bienestar, que engloba lo físico, lo mental y lo social. El 7 de abril se marca en el calendario como el día Mundial de la Salud y desde Tetereta ponemos el punto sobre las madres y en cómo una taza de té puede contribuir a encariñarnos y mimarnos para poder seguir maternando de una forma más respetuosa con nosotras mismas.

Más que una bebida

El té es la bebida más consumida del mundo después del agua, y es que muchos son los beneficios que se le ha otorgado desde su descubrimiento.

Físicamente el té te ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre, activa el metabolismo, te mantiene activo sin producirte ansiedad y es una bomba de antioxidantes. Estos beneficios y muchos más lo hacen el acompañante perfecto en las diferentes etapas de la maternidad.

La teanina, un aminoácido presente casi de forma exclusiva en el té nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad y tiene efectos calmantes gracias a que aumenta la dopamina y la seretonina. Así su poder va más allá de lo físico y llega hasta lo mental. ¿Te habías preguntado cual era el poder mágico de tu madre? Quizá el té de la despensa te de alguna pista.

Pero el té también es una bebida social, cuando vamos a prisa quizá nos tomamos un café. El té queda relegado a otros momentos menos banales. Recuerdo tardes en la playa con termo de té en mano charlando de mis miedos sobre el parto. Con la bebé ya en brazos recuerdo quedadas con amigas en las que compartíamos sentimientos que solo las mamás pueden entender. Ahora en la etapa de los 3 años una taza de té me acompaña en ese mínimo ratito que puedo compartir con mi pareja después de cenar.

«Si tienes frío, el té te calentará. Si tienes calor, el té te refrescará. Si estás deprimido, te animará. Si estás excitado, te calmará».

William Gladstone

Tips para crear una rutina que favorece a tu salud:

Acercándose el día Mundial de la Salud, pero también diariamente con el lema “Para cuidar hay que cuidarse” te propongo diferentes momentos del día que se pueden convertir en píldoras de autocuidado.

Esas preocupaciones que te asaltan durante el embarazo, las dudas con el bebé ya en brazos, el master en lactancia materna, una súper rabieta en el momento menos indicado, una adolescente que te dice “mamá no te enteras” o ese vacío cuando los polluelos abandonan el nido. Para todas esas situaciones en las que te sientes sobrepasada… Pon el agua a hervir y Encaríñate.

Un té y ommm

Comienza el día con una meditación. Utilizando el té como un cable a tierra. Pon el foco en calentar el agua, medir la temperatura del agua, elegir tu té, olerlo, poner las hojas en el infusor, verter el agua y estar pendiente del tiempo de infusión. Enamorarte del aroma que desprende el té y transpórtate a lugares remotos con cada sorbo. Utiliza tu tea break como una meditación activa, te ayudará a reducir el volumen mental y a liberarte emocionalmente. Empieza el día con buen pie.

El paseo matutino

Caminar nos mantiene activos, baja nuestra ansiedad y además nos ayuda a mantenernos en forma. Elegir un paseo cerca del mar o en un entorno repleto de vegetación hacen la experiencia todavía más gratificante.

Establece una rutina para tu caminata, prepara un té y llévatelo en un termo. Disfrútalo bien calentito o bien frío, como más te guste y en función de la época del año. Camina, hidrátate y siente mejor contigo misma. ¿Se te ocurre una forma mejor de encariñarte?

Lectura y té

Lectura y té siempre han sido el Match perfecto. Acompañar tu momento de lectura de una taza de té convierte este instante en un momento de autocuidado. Sostener una taza calentita, poner aroma a la lectura que estás disfrutando y sabor a las palabras.

Te recomendamos elegir infusiones sin cafeína para cuando quieres ir más slow, y tés más energizantes cuando la historia te tiene en vilo.

Un té con una amiga

Recuerdo los primeros meses de mi maternidad, en lo bien que sabía el té cuando me “escapaba” media hora a disfrutarlo con una amiga. Compartir experiencias, confesiones de madre a madre, sentirte escuchada y apreciar el apoyo incondicional.

Reservar un día en las agendas, según vuestra disponibilidad. No te agobies de establecer un día a la semana, si vivís lejos quizá una buena idea sea por ejemplo el primer jueves de cada mes, así empezarás el fin de semana con las pilas recargadas y totalmente encariñada.

Haz Journaling con infusión relajante.

A veces la maternidad se convierte en una carrera de fondo. Nuestras metas, sueños y deseos se desvanecen, se posponen o se quedan a un lado.

Es momento de que te encariñes nuevamente, de que recuperes todos esos sueños. Un cuaderno de bitácora del día a día en el que plasmar tus ideas, tus sentimientos, hacer tus listas y sacar a flote toda tu creatividad. Conocido como Journalling y tan fácil como tener un lápiz y un cuaderno.

Establece una hora, por ejemplo, cuando los niños duermen, y con una taza de té en mano despierta tu creatividad y todos esos sentimientos que te hacen vibrar.

Ahora viene lo más complicado, hacerlo y mantenerlo en el tiempo, una vez empieces a ver los benficios de la rutina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?